domingo, 12 de agosto de 2012

5 citas bíblicas para cuando necesites paz




En la vida encontramos distintos momentos, diferentes situaciones. Frente a cada una de ellas, la Palabra de Dios nos presenta una opción para orar, para dirigirnos a Nuestro Padre Celestial, de acuerdo a cada acontecimiento en nuestra existencia.

Y hay momentos en los cuales necesitamos paz; verdadera paz interior. Para esos casos les presento, a continuacion, 4 citas bíblicas que, si las llevas a la oración, si las lees con atención y detenimiento, pueden traerte esa anhelada paz que sólo Dios te puede otorgar.

Te invito, pues a buscarlas y reflexionar con ellas; estas son:

  • Juan 14, 1-4: Aquí Nuestro Señor nos invita a creer en Dios y en Él. Que le creamos cuando nos dice que en la casa de Padre hay muchas moradas y que el va a prepararnos un lugar y que volvérá a llevarnos con Él. Nos promete que estaremos con Él y nos dice que nosotros sabemos el camino.

  • Juan 14, 5-6:   Ante la pregunta del Apóstol Tomás sobre "¿cómo vamos a saber el camino?", Jesús responde con el categórico: "Yo soy el camino, la Verdad y la Vida". Creo que nada nos da mayor paz que el tener la certeza de quién es el camino a la verdad y la vida.

  • Juan 16, 33: Sigue hablándonos Nuestro Señor de ¿dónde hallaremos paz?, y nos dice: "en su unión conmigo". Y añade que hemos de sufrir en este mundo; pero que Él ha "vencido al mundo".

  • Romanos  5, 1-5: "Gracias a la fe tenemos paz". "Pues por Cristo hemos podido acercarnos a Dios por medio de la fe, para gozar de su favor, y estamos firmes, y nos gloriamos con la esperanza de tener parte en la Gloria de Dios". Más adelante se nos dice: "Dios ha llenado con su amor nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que se nos ha dado"

  • Filipenses 4, 6-7: Nos convoca a presentar todo en oración a Nuestro Dios, a no aflijirnos por nada, a dar gracias y de esta manera Dios mismo nos dará su paz, la cual es mayor a lo que el hombre puede llegar a entender. Una paz que sobrepasa nuestra imaginación y que cuida nuestra mente y nuestro corazón en  Cristo Jesús. 
Bien, estas son las citas que te propongo en esta ocasión, si conoces otras te invito a que las compartas en los comentarios. Espero que sirvan de consuelo y de aliento para tu alma y que la paz de Dios habite en tu corazón. ¡Dios te bendiga, herman@!

Si te gustó el artículo, te falta una cosa por hacer, compártelo en facebook y twitter.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada